Longboards de descenso

¿Te interesa un longboard de descenso? Entonces probablemente seas un adicto a la adrenalina para el que el cruising y el carving tranquilos ya no son suficientes, y sinceramente, ¿quién podría culparte? Una vez que has corrido por el descenso a 100 kilómetros por hora, sólo te queda un pensamiento: ¡hazlo otra vez! [leer más]

¿Te interesa un longboard de descenso ? Entonces probablemente seas un adicto a la adrenalina para el que el cruising y el carving tranquilos ya no son suficientes, y sinceramente, ¿quién podría... leer más »
Cerrar ventana
Longboards de descenso

¿Te interesa un longboard de descenso? Entonces probablemente seas un adicto a la adrenalina para el que el cruising y el carving tranquilos ya no son suficientes, y sinceramente, ¿quién podría culparte? Una vez que has corrido por el descenso a 100 kilómetros por hora, sólo te queda un pensamiento: ¡hazlo otra vez! ###

En la emoción de la velocidad

Como a veces puedes alcanzar velocidades de hasta 100 km/h en un descenso, está claro que tu tabla debe tener unas cuantas características especiales, sin las cuales todo el asunto sería sencillamente una amenaza para tu vida. Aquí te explicamos qué requisitos debe cumplir una tabla de descenso adecuada.

El mayor problema del descenso es el riesgo de perder el control del longboard. Esto suele ocurrir porque las tablas convencionales empiezan a tambalearse a velocidades de unos 50 km/h o más. Puedes imaginártelo como si viajaras a gran velocidad por una pista muy irregular. Ni que decir tiene que es casi imposible mantener el control de tu tabla.

Para evitarlo en los descensos, las tablas están equipadas con una superficie de apoyo rebajada. Esto garantiza que utilices tu peso para evitar que se tambaleen. El secreto: el punto de presión que ejerces sobre la tabla está por debajo del centro de rotación de las ruedas.

Otras ventajas de estas tablas "bajadas" son un mejor control en los giros y un bumping más fácil. La desventaja: las tablas de descenso suelen ser muy lentas en pistas con muchas curvas y son difíciles de dirigir.

El deslizamiento es crucial para el descenso

Para poder deslizar correctamente con una tabla de descenso, son importantes otras dos características. En primer lugar, es importante que la tabla tenga recortes en la zona de las ruedas. De este modo, los dos componentes de tu longboard no entran en contacto entre sí y no pueden engancharse (mordeduras de rueda). Por otra parte, las propias ruedas también desempeñan un papel importante. No sólo deben ser pequeñas (¡velocidad!), sino que también deben tener los bordes redondeados para deslizarse perfectamente.

Características de un longboard de descenso

  • Flexión muy baja
  • Superficie de apoyo más baja
  • Huecos en la zona de las ruedas
  • Ruedas pequeñas con bordes redondeados (para deslizarse)

Sólo para profesionales

Si decides probar suerte en el downhilling, debes ser 100% consciente de lo que haces. Esta disciplina es sólo para verdaderos profesionales que tienen un control perfecto de su tabla y mucha experiencia. El downhill no es un estilo para principiantes en longboard, por muy buena que sea la tabla que quieras comprar.

Por eso también es especialmente importante que te asegures de que tienes un buen equipamiento. El casco y los protectores de las articulaciones son tan importantes como los guantes, que se utilizan para los deslizamientos profundos y te ayudan a no resbalar en las curvas. Muchos practicantes de descenso también confían en las protecciones para la parte superior del cuerpo. La seguridad es lo primero. Cualquiera que se caiga en un descenso y no esté protegido puede sufrir lesiones graves.

El descenso siempre va asociado a una buena dosis de emoción: todo longboarder debe ser consciente de ello. Si te interesa este estilo de conducción rápida, es importante que encuentres el longboard perfecto para ello. Debe garantizarte un control absoluto y no debe romperse de repente, ni siquiera a altas velocidades. Una base profunda, una cubierta rígida y unas ruedas redondeadas te ayudarán a disfrutar realmente de tus descensos.

Cerrar filtros
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En la emoción de la velocidad

Como a veces puedes alcanzar velocidades de hasta 100 km/h en un descenso, está claro que tu tabla debe tener unas cuantas características especiales, sin las cuales todo el asunto sería sencillamente una amenaza para tu vida. Aquí te explicamos qué requisitos debe cumplir una tabla de descenso adecuada.

El mayor problema del descenso es el riesgo de perder el control del longboard. Esto suele ocurrir porque las tablas convencionales empiezan a tambalearse a velocidades de unos 50 km/h o más. Puedes imaginártelo como si viajaras a gran velocidad por una pista muy irregular. Ni que decir tiene que es casi imposible mantener el control de tu tabla.

Para evitarlo en los descensos, las tablas están equipadas con una superficie de apoyo rebajada. Esto garantiza que utilices tu peso para evitar que se tambaleen. El secreto: el punto de presión que ejerces sobre la tabla está por debajo del centro de rotación de las ruedas.

Otras ventajas de estas tablas "bajadas" son un mejor control en los giros y un bumping más fácil. La desventaja: las tablas de descenso suelen ser muy lentas en pistas con muchas curvas y son difíciles de dirigir.

El deslizamiento es crucial para el descenso

Para poder deslizar correctamente con una tabla de descenso, son importantes otras dos características. En primer lugar, es importante que la tabla tenga recortes en la zona de las ruedas. De este modo, los dos componentes de tu longboard no entran en contacto entre sí y no pueden engancharse (mordeduras de rueda). Por otra parte, las propias ruedas también desempeñan un papel importante. No sólo deben ser pequeñas (¡velocidad!), sino que también deben tener los bordes redondeados para deslizarse perfectamente.

Características de un longboard de descenso

  • Flexión muy baja
  • Superficie de apoyo más baja
  • Huecos en la zona de las ruedas
  • Ruedas pequeñas con bordes redondeados (para deslizarse)

Sólo para profesionales

Si decides probar suerte en el downhilling, debes ser 100% consciente de lo que haces. Esta disciplina es sólo para verdaderos profesionales que tienen un control perfecto de su tabla y mucha experiencia. El downhill no es un estilo para principiantes en longboard, por muy buena que sea la tabla que quieras comprar.

Por eso también es especialmente importante que te asegures de que tienes un buen equipamiento. El casco y los protectores de las articulaciones son tan importantes como los guantes, que se utilizan para los deslizamientos profundos y te ayudan a no resbalar en las curvas. Muchos practicantes de descenso también confían en las protecciones para la parte superior del cuerpo. La seguridad es lo primero. Cualquiera que se caiga en un descenso y no esté protegido puede sufrir lesiones graves.

El descenso siempre va asociado a una buena dosis de emoción: todo longboarder debe ser consciente de ello. Si te interesa este estilo de conducción rápida, es importante que encuentres el longboard perfecto para ello. Debe garantizarte un control absoluto y no debe romperse de repente, ni siquiera a altas velocidades. Una base profunda, una cubierta rígida y unas ruedas redondeadas te ayudarán a disfrutar realmente de tus descensos.

Últimos vistos